CUIDADOS

Al alquilar una prenda o accesorio de PRET A RENT, te comprometes a mantener la integridad y calidad de los mismos.

Bajo ninguna circunstancia, podrás realizar arreglos, ajustes, remiendos, modificaciones o alteraciones de las prendas de PRET A RENT que tomes en alquiler. Nosotros nos encargamos de llevar el vestido a la lavandería y esto no tiene un costo adicional.

De igual manera, al alquilar una prenda debes dejar un depósito que cubriría un eventual daño menor al mismo. Ej. manchas removibles, dobladillos sueltos, rasgadura de cremallera, pérdida de broches o pedrería (canutillos o lentejuelas, entre otros) y otros daños que no afecten la integridad, postura o uso del vestido. 

Sabemos que todas nuestras clientas obran en Buena fé, pero en caso de un eventual daño, pérdida total o parcial del vestido deberán notificar a PRET A RENT de lo sucedido y asumir el valor de reposición correspondiente.

OBLIGACIÓN DE DILIGENCIA Y CUIDADO

Como cliente PRET A RENT te comprometes expresamente a adoptar todas las medidas que sean necesarias a efectos de mantener la integridad y calidad del Vestido, así como a prevenir cualquier tipo de daño que se pudiere causar al mismo.

Del mismo modo, como cliente te obligas expresamente a obrar de buena fe y a notificar de manera oportuna a PRET A RENT los eventuales daños o la pérdida total o parcial del Vestido.

Bajo ninguna circunstancia, podrás realizar arreglos, ajustes, remiendos, modificaciones o alteraciones de las prendas PRET A RENT que tomes en alquiler. En caso de hacerlo, PRET A RENT se reserva el derecho de cobrarte la totalidad del valor de reposición de la prenda correspondiente.